Tratamientos

¿Odias enseñar tus brazos?

Puede que una de las zonas que menos te guste enseñar sean tus brazos. Como en casi todas las patologías estéticas las causas pueden ser múltiples: alimentación, hábitos, genética, edad…

Podemos encontrar una o varias problemáticas simultáneas:
Retención de líquido: el brazo se observa acolchado.
Celulitis o grasa localizada: a la vista pueden notarse nódulos de grasa, y suele ser doloroso.
Flacidez: descolgamiento por pérdida de elasticidad en el tejido.

Hay muchas maneras de tratarlo y lo ideal es combatir todas las afecciones, ya que si sólo drenamos o eliminamos la célula grasa, es probable que aparezca flacidez posterior.

Siempre lo digo: es importante un buen diagnóstico para tener mayores posibilidades de éxito. Eso sí, como en cualquier tratamiento estético, es fundamental tu implicación en cuanto a hábitos, ejercicio, tratamiento en casa más el plus del trabajo en cabina.

Es posible cambiar el aspecto de tus brazos si pones de tu parte y te dejas aconsejar. Ya sabes, pide tu diagnóstico gratuito y nos ponemos a ello en cuánto quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *